sábado, 17 de abril de 2010

Ovillo [Fantasía autobiográfica]


Cuando solo deseaba acostarme en tu mirada, me escapaba de la siesta a masticar macachines, para que me vieras. ¡Tenía tanto miedo de enredarme en tus pestañas y que se destejiera para siempre el mohair de tu silueta... mamá!

1 comentario:

Sinuhe dijo...

Oohh, unas palabras impregnadas de ternura. Si es que no hay nada más grande en el mundo que nuestra mamá.

Un besito

Todos los derechos reservados

Safe Creative #0907084101619

Yo leo, ellos leen... ¿Vos leés?

Archivo del blog