lunes, 11 de junio de 2012

Juventud divino tesoro

La camarera del restaurante vietnamita se acerca y nos ofrece un cóctel de color verde claro  —La casa invita —dice con una sonrisa seductora. Sin preguntar que es, bebo. La joven espera con los brazos detrás. La observo. Piel tersa y clara, cabello castaño recogido, ojos color almendra y  labios carnosos.
"Lo haría con ella" —pienso—
­­—¿Qué tal? —Pregunta sonriente—  Vodka con maracuyá y ralladura de jengibre —agrega con un guiño.
Me pongo de pie y decido marcharme. Esta vez para siempre, Peter Pan.



No hay comentarios:

Todos los derechos reservados

Safe Creative #0907084101619

Yo leo, ellos leen... ¿Vos leés?

Archivo del blog