jueves, 10 de febrero de 2011

Welsh Mountain



Durante meses mantuvieron con vida artificial a su esposa clonada -debido a una enfermedad progresiva pulmonar- hasta que, un 14 de febrero de 2003, decidieron sacrificarla. Desde entonces, el esposo odia San Valentín y sigue balando por Dolly.






Minificción basada en hechos reales:
http://es.wikipedia.org/wiki/Oveja_Dolly

1 comentario:

senddero dijo...

excelente amiga Rub

Todos los derechos reservados

Safe Creative #0907084101619

Yo leo, ellos leen... ¿Vos leés?

Archivo del blog