jueves, 5 de febrero de 2009

Aventuras en la red


Capítulo 2
(3ª parte)


Según palabras del propio Luis cuando recibió y leyó esas palabras se
emocionó. Hablaron por teléfono, él ya había encontrado su número y
esperó a que ella lo autorizara para llamarla, lloraba mucho esa mañana,
MUCHO, le dijo que de verdad ella no era en ese momento buena
compañía para nadie. El la consoló, le dio ánimo y siguieron siendo
amigos. Catalina ese día supo que en algún momento tomaría un café
con él por lo bien que la trató.
Eran días difíciles, de mucha angustia y nostalgia, leyó con llanto las tres
únicas tarjetas que le había escrito Fran en cinco años, también leyó los
dos escritos que le dedicó a él en los últimos meses… que nunca le envió:

24 de octubre de 2003

“Llueve...y en mi corazón la soledad golpea de nuevo. Que tristeza
enorme...Que dolor profundo... inesperado... absurdo. Me abriste una
herida tan grande... tan profunda... No logro comprenderte, no sé como
tratarte, ni como mirarte, no te reconozco... quiero arrancarte de mí y no
me cerrás la puerta... Los des tiempos del amor son los momentos más
amargos... No te desquites conmigo por tu pasado... no te
arriesgues... puedo no soportarlo... No juegues a perderme, puede ser
eterno... despertate antes de que sea tarde de esta pesadilla... Para mí
alejarme, sería más fácil, tomar otro rumbo... tu vida y tus tormentos hacen dificultoso el caminar a tu lado... Pero yo elegí ese desafío... por amor lo elegí... Te elegí para hacerte feliz... porque tu felicidad me hacía feliz... Y tengo miedo que este dolor que me estás causando, se convierta en nuestro peor enemigo”.

14 de febrero de 2004

“El sol ya se puso. San Valentín está llegando a su fin. Es nuestro primer
día de los enamorados que no estamos juntos. Vos ahí…yo acá... y
aunque mis brazos se alarguen para tocarte hay algo más que este
puente invisible que nos separa.
Si supieras que por lo bajo aún a veces me descubro hablándote. Es que
no pierdo esa loca costumbre de hablarte y hablarme. Si supieras que
espero verte entrar por esa puerta con tu ramito de rosas, tus ojitos de
niño y tu abrazo sincero...
Se encienden las luces de las torres “Vientos Suaves”, una mujer joven
descuelga su ropa, un nuevo vecino pinta su mono ambiente, nuestro
vecino del once comienza a preparar la parrilla, y en el catorce de
“Oeste2” una pareja a la luz de la vela se toma las manos, probablemente
se digan: “te amo”. Y nosotros ¿Qué? ¿Cómo pudimos llegar a esto?
explicame por favor ¿cómo pudimos? ¿Acaso podés decirme que estás
feliz? ¿A que lugar del Universo fue a parar nuestra alegría? ¿Cómo se
vuelve del camino del ensueño, de las ilusiones...?
¿Cómo se hace para volver a vivir con vos, o sin vos?... ¿Cómo se hace?
¿Acaso será posible un amor tan grande que sea capaz de curar todas
mis heridas? Ni siquiera yo lo sé... Y agoto todos mis recursos, apelo a las
plegarias, yo también necesito madurar, no puede ser posible que ya
llevo casi medio año de mi vida sufriendo intensamente por todo
esto… Necesito una de estas mañanas abrir mis ojos, calzar mis zapatos y
sentir que “algo” ha cambiado, salir al balcón, sentir que la brisa me roza la cara, que estoy viva, que mi universo no puede ser tan estrecho. Que
no puede ser posible que la luz de tu casa aún siga siendo mi faro. Que
me perdí antes de llegar a la cima de la montaña. Busco el sonido del
cascabel de algún duende para que me guíe por ese sendero donde
pueden transitar solo las almas en calma”...

¿Qué buscaba Catalina? Ella era una mujer segura de sí misma, con una
buena autoestima, que se daba el permiso para el bajón (eso sí) pero
más allá de sus equivocaciones toda su vida supo lo que quería, tenía
claridad mental, poder de decisión, le costaba tiempo, análisis, dar
vueltas las cosas del revés y del derecho, buscarle la vuelta, TODO, pero
cuando tomaba una DESICION, era implacable. Aunque se esforzara le
costaba mucho comprender a las personas confusas que no saben lo que
quieren para su vida.
Ella… era una mezcla rara de mujer soñadora, con un niño interior
exacerbado, llena de sorpresas, creativa, original, tímida, a la vez muy
extrovertida, algo transgresora, con sentido común. Era respetuosa,
ubicada, con claridad para seguir sus propias normas de vida, de
apariencia fuerte, no débil pero sí muy frágil. Toda esa mezcla y más,
pero no confusa. En ese momento y por primera vez en su vida había una
nube de confusión en sus pensamientos. Buscaba huir de algo chiquitito,
fugaz… pero extraño y a la vez profundamente movilizador. Eso era lo
confuso. Buscaba en los recuerdos de la vida con Fran, buscaba en esos
admiradores la respuesta de que aquel pantallazo con Román, había sido
solo eso, un flash. Se sentía muy halagada, pero ella sabía muy bien que
los halagos solo llegan al ego y que por lo tanto es algo tan inverosímil
como efímero.

MARTES 13 DE ABRIL. Luego de catorce días sin saber nada de Román,
por la mañana al conectarse, ¡GONG! él figuraba
“en línea”. Le quitó el “block”. El no le habló, ella tampoco. Suponía que si
le había enviado un e-mail disculpándose el siguiente paso debía ser de él. Seguía preguntándose por qué la inquietaba. No lo conocía. ¿Quién era Román?
Por la tarde se encontró con Fran, habían quedado “cosas” sin decir, las
peores, los sentimientos amargos que uno preferiría callarlos para
siempre, pero que de ese modo serían un cáncer seguro. Con todo el
dolor del alma por primera vez en cinco años, le dijo cosas muy fuertes, lo
que verdaderamente pensaba y sentía, como la habían marcado sus
actitudes. Fran se mantuvo en silencio, agachando la cabeza, parecía
avergonzado y aceptando cada uno de los golpes de las pesadas
palabras de Catalina. Hasta en ese momento de angustia y dolor una
parte del recuerdo de Román la envolvió y llorando le dijo: “¿sabes? aún
me siguen pasando cosas hermosas…y las arruino…” Fran levantó la
cabeza, la miró fijo, como interrogando, pero no dijo nada…calló. Ahí,
justo ahí, fue cuando Cata comenzó a sentir ya lo absurdo e innecesario
de esa situación; ¡estaban tan lejos! Y en ese preciso instante fue cuando
se levantó de la silla, sin darle un beso, sin decir chau, sino sólo: “me
voy”, sin darse vuelta para mirarlo y con toda la sensación de que había
estado hablando con alguien que no conocía.
Así regresó a su casa, con una leve sensación de alivio y con liberación.


9 comentarios:

crescentmoon dijo...

Hola Claudia! acabo de confirmar que vivo en una burbuja!
Que alegría encontrarte aqui también! y acabo de leer tu noticia, vienes a Uruguay????? estaré atenta a tus noticias!!!

Un abrazo con mucho cariño para ti

Apologética dijo...

saludos en la luz

≈ Estrella ≈ dijo...

………….o….o°o
……………..O….°
…………o°°O…..o
………..O……….O
…………° o o o O
………………….★
……………….★
……………★
………..★
……..★
….★
.★
*♥´¨)
¸.-´¸.-♥´¨) ¸.-♥¨)
(¸.-´ (¸.-` ♥♥´¨) ♥.-´¯`-.- ♥. Hola claudio, deseo estes bien amiga y que disfrutes de este semana, te dejo un abrasito y gracias por acompañarme en mi blog, buenas tardes.♥

Christian dijo...

HOLAAAAAAAAA, POR ACA VENGO A DEJARTE MIS SALUDOS. ESPERO QUE TE ENCUENTRES MUY BIEN Y AVANZANDO MUCHO EN TU RELATO.
UN ABRAZOOOOOOOOO

marea@ dijo...

Bien... vengo a dejarte un beso..... buen relato....

Marea@

Mariana Alvez Guerra dijo...

Asi termina la historia? O aun hay mas?? me muero por saber

≈ Estrella ≈ dijo...

………….o….o°o
……………..O….°
…………o°°O…..o
………..O……….O
…………° o o o O
★ ★ ★ Solo pase a dejarte un saludito y desearte que el amor y la amistad reine entre nosotros los seres humanos por siempre y tan hermoso como hasta ahora, un abrasito y buenas noches..★ ★ ★

Christian dijo...

La amistad es como un tesoro
vale mucho
La amistad es como el dinero
si no lo cuidas se va
La amistad no tiene precio
no se vende
La amistad es como el placer
no se ve pero se siente
La amistad es como la puesta del sol
vez en donde comienza
pero nunca veras el final
La amistad es como un libro
nunca terminas de entenderlo
La amistad es como el agua
pura y transparente.


LA AMISTAD ES COMO... LA QUE TENEMOS TU Y YO.
GRACIAS POR ACOMPAÑARME CHRISTIAN.

MARTÍN RINCÓN HOEFKEN dijo...

Qué linda historia... Estaré detrás de lo que viene. Espero con ansiedad... No voy a poder dormir!!!

Todos los derechos reservados

Safe Creative #0907084101619

Yo leo, ellos leen... ¿Vos leés?

Archivo del blog